Hoy en día las chinchillas se han convertido en unas mascotas muy de moda en nuestros hogares. Y como tu experto centro veterinario de exóticos en Montecarmelo, Madrid sabemos que son muchas las dudas que pueden llegar a surgir al respecto de estas bolitas de pelo. En este post intentaremos esclarecer algunas de ellas.

Los primeros días de la chinchilla en su nuevo hogar deberán de ser tranquilos. Estos animales necesitan aclimatarse poco a poco y un entorno tranquilo les ayudará a ello. Por lo que evitaremos cogerlas mucho en nuestras manos y las apartaremos de ruidos y estrés. Pasados unos días, deberá empezar el contacto con nosotros, con el objetivo de que sea dócil y sociable.

En cualquier centro veterinario de exóticos en Montecarmelo, Madrid aconsejan no lavar a las chinchillas. Ellas mismas tienen su propio método de acicalamiento. Si se diera el caso extremo, lo podrías hacer con un jabón neutro e intentando aclarar la mascota lo máximo posible.

Deberás prestar especial atención a sus uñas. Ten en cuenta que, al estar en casa, el uso de estas es mínimo, por lo que les crecen rápidamente y tendrás que cortárselas a menudo.

Dentro de su jaula, debes poner arena en un recipiente. Las chinchillas tienen por costumbre realizar baños de arena. Esto les sirve para mantener el pelaje en perfecto estado y librarse de posible parásitos. También necesitan unas temperaturas no muy elevadas. Las superiores a 25 ºC pueden ser dañinas para ellas (en especial si se trata de un entorno muy húmedo).

Para finalizar, desde Mastervet Mirasierra, te aconsejamos que realices controles veterinarios regulares, haciendo especial hincapié en sus dientes. Los desórdenes dentales en chinchillas y motilidad son muy frecuentes en estos animales. Y por supuesto, una buena desparasitación es muy importante cada 4-6 meses. No dudes en consultarnos todas tus dudas.